¿Por qué arañan los gatos?

Por mucho que moleste en ocasiones, los arañazos de gatos son conductas instintivas y necesarias en el comportamiento normal. Proporcionan al gato una forma de comunicación, tanto visual como olfatoria. También les sirven como “señalización” para poder orientarse, como sucede con las marcas que dejan al frotar su cara con los distintos objetos o lugares de la casa (usando su feromona facial).

Para muchos propietarios el marcaje con arañazos puede resultar molesto. Por eso, es importante enseñarle al gato a rascar en superficies adecuadas que lo ayuden a reconducir este comportamiento.

Por todo eso es fundamental proporcionarle a nuestros gatos una superficie alternativa que puedan arañar, un rascador.

Es importante tener en cuenta algunas premisas sobre los arañazos que nos ayudarán a poder entender este tipo de marcaje:

• Arañar objetos de su entorno es un comportamiento normal de los gatos.

• El primer objetivo de los arañazos es que sirvan como herramienta de comunicación (visual y olfatoria). Es fundamental para el marcaje territorial dejando señales químicas  con las glándulas que existen en las almohadillas plantares y con señales visuales creadas por las laceraciones.

• Las zonas arañadas les sirven como “señalización” y punto de referencia para orientarse, al igual que pasa con las marcas con orina.

• Nosotros no podemos detectar los mensajes que envían al depositar las “feromonas”, los productos químicos que envían un mensaje y que en este caso son las feromonas interdigitales felinas.

• Cuando se produce dentro de casa, sobre muebles, paredes o puertas, puede estar relacionado con el estrés o la ansiedad y es un problema a tener en cuenta y que debemos analizar para poder ayudar al gato.

• En las casas en las que viven varios gatos, los marcajes pueden estar relacionados con “tensiones sociales” o problemas de convivencia entre ellos.

• Los arañazos pueden realizarlos todos los gatos, tanto los machos como las hembras y tanto si están enteros como castrados.

Para conseguir que tu gato se acostumbre a usar su árbol rascador empezaremos colocándolo en su zona preferida de juego y, poco a poco, podremos desplazarlo hasta colocarlo en una zona más discreta, como por ejemplo donde duerme para que pueda usarlo para desperezarse al despertar.

¿Tienen más dudas? Ponte en contacto con nosotros, estaremos encantados de atenderles!

Síguenos en Facebook