Patologías de los sacos anales y de la zona perianal

Los sacos anales son dos pequeñas cavidades que se localizan a ambos lados del ano de los animales carnívoros. Estos sacos poseen unas glándulas que segregan un contenido con feromonas, particularmente maloliente. Cuando los animales no liberan el contenido de los sacos anales de forma regular, estos se impactan y pueden infectarse (saculitis) y desarrollar un absceso.

Patologías de los sacos anales y de la zona perianal

Conviene vigilar si los sacos anales están impactados, sobre todo cuando la mascota arrastra la parte posterior por el suelo (especialmente tras defecar), y drenar su contenido si procede.

Patologías en el saco anal

Impactación del saco anal

La impactación del saco anal se caracteriza por la inflamación del saco y la acumulación de material pastoso, que se extrae con dificultad.

Absceso de los sacos anales

El absceso del saco anal suele ser una evolución de una impactación crónica. Se caracteriza por la salida de material purulento y sanguinolento cuando se presiona el saco.

Fístulas perianales

Las fístulas perianales son lesiones inflamatorias crónicas caracterizadas por trayectos fistulosos ulcerados y supuración que afectan a toda la zona perianal.

Tumores perianales

Los tumores perianales más frecuentes son los adenomas de las glándula perineal y los adenocarcinomas del saco anal.

Siempre que se presente una situación similar a las descritas o dudas, acércate a tu veterinario de confianza, tu mascota te lo agradecerá.

Síguenos en FB