Gata en celo

La gata es poliéstrica estacional, lo que implica que puede presentar varios estros dentro de un mismo ciclo ovárico; además, su presentación está influida positivamente por el fotoperiodo creciente.

Otro factor importante para comprender por qué se repiten los celos de una forma tan seguida es el hecho de que su ovulación es inducida, esto es, ocurre como respuesta a la monta por parte de un macho a diferencia de las perras, que ovulan en todos los ciclos ováricos, y además no están incluidos por factores ambientales. Por ello se dice que las perras son monoéstricas no estacionales.

Ventajas del control quirúrgico de la reproducción en las gatas:

  • Ausencia de estros y por tanto del comportamiento relacionado con esta face del ciclo sexual, por lo general muy incómodo para los propietarios, principalmente debido a las vocalizaciones
  • Ausencia de marcaje
  • Ausencia de comportamiento de escape
  • Ausencia de camadas inesperadas

Las gatas presentan una diferencia importante en el ciclo ovárico respecto a las perras: repiten el comportamiento del celo intercalando cortos periodos de reposo que se denominan fase de interestro, que ocurre entre un ciclo proestro-estro y el siguiente, sin que existan las fases de metaestro y de anestro. Estos ciclos duran como media 8 días, aunque pueden variar desde 2 hasta 19 días.

Si esterilizas antes de los 12 meses a tu gata el riesgo de padecer cáncer de las glándulas mamarias se reduce un 86% mientras que si se realiza tras el primer año y antes de los 24 meses sólo se reduce un 11%